Como vivimos el confinamiento desde la Asociación

Al principio de todo lo vivimos con un poco de incredulidad, veíamos que se empezaban a cancelar cosas y a aplazar eventos y en algunas ocasiones, incluso nos lo tomamos a risa. Nosotras íbamos a hacer una fiesta para celebrar nuestro segundo aniversario, en ese momento, no se nos pasaba por la cabeza que algo así iba a pasar, incluso pensamos en hacerla, antes de que decretaran el estado de alarma. Al igual que con nuestro programas o nuestro día a día. A los pocos días nos veíamos con los teléfonos llenos de mensajes y de llamadas de las familias, preguntado qué iba a pasar, qué íbamos a hacer. Ni nosotras sabíamos que iba a pasar. El 13 de marzo nos pasamos toda la tarde avisando a las familias de que no sabíamos que iba a pasar, solo sabíamos que teníamos que parar, al igual que el resto del mundo. Entonces llegaron las preguntas sobre cómo íbamos a adaptarnos, cómo podíamos hacer nuestro trabajo y atender a las familias cuando nuestro trabajo siempre ha sido presencial. Nos tocó reinventarnos, preparar cosas desde casa, hacer reuniones por skype, llamar a las familias… Intentamos hacer cosas online, unas salieron bien, otras no tanto. Aprovechamos también para formarnos y así mejorar en nuestro trabajo día a día. También teníamos dudas sobre el tema económico, cómo íbamos a seguir adelante si no íbamos a tener ingresos de ningún tipo, pero al final lo conseguimos. Conforme iba pasando el tiempo fuimos viendo un poco la luz en todos los aspectos, empezamos a poder hacer algunas cosas de forma presencial. Pero lo más importante es que, a pesar de todo, las familias con las que trabajamos nos han apoyado des del primer momento, nos hemos apoyado mutuamente para poder llevar esto de la mejor manera.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tipo de testimonio:

Si no sabes por dónde empezar, mira los últimos testimonios.